Masajes Para Embarazadas

Masajes Para Embarazadas

Para las mujeres embarazadas es común sentir dolor o molestias durante el embarazo, sobre todo los dolores de espalda, pesadez en las piernas, compresión en la zona sacra e hinchazón en los pies por retención de líquidos. Es por eso que el masaje correcto y oportuno puede ser  muy beneficioso para aliviar los dolores, mejorar el movimiento y relajar a la futura mamá.

Durante el embarazo, la mujer experimenta cambios en el plano físico, hormonal, funcional y psicológico, por esto son muy limitados los tratamientos farmacológicos, ya que estos pueden afectar al desarrollo normal del bebé en el interior del útero materno.

Sin embargo vivir el embarazo en óptimas condiciones es fundamental para el bebé y su madre, ya que el bebé es capaz de percibir las sensaciones desde el vientre, por esto es muy necesario aliviar las molestias ocasionadas por malas posturas, peso del bebé y por las actividades del día a día.

Entonces estar relajada y sin molestias llega a ser una necesidad muy importante para llevar un buen embarazo, por eso regalonearse con un buen masaje traerá muchos beneficios y un muy buen embarazo.

 

Durante este periodo puedes realizar diferentes masajes como: descontracturantes siendo estos menos profundos de lo normal, masajes de relajación, drenaje linfático y reflexología.

Es fundamental que sepas que el masajes pre natal puede realizarse desde la semana uno, pero con prescripción medica, aunque por lo general se recomienda desde el tercer mes de gestación ( puesto que el feto ha logrado mayor estabilidad dentro del útero ) hasta el nacimiento del bebé. La terapia manual no genera ningún problema en la madre ni tampoco en el bebé, sólo beneficios para ambos.

 

Los masajes pre y postnatal logran:

  • Relajar y disminuir la tensión.
  • Aliviar el dolor.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Recuperar energías.
  • Mejorar la retención de líquidos.
  • Disminuir y eliminar molestias musculares.

 

Estas técnicas pueden abarcar todo el cuerpo exceptuando la zona abdominal y mamas  que se recomiendan no intervenir.

Por esto la reflexológica es una terapia con contraindicaciones mínimas que permite a la futura mamá adaptarse a los cambios con mayor naturalidad y así disfrutar de todo el embarazo.

Este tratamiento integra todos nuestros sistemas junto a los órganos involucrados en ellos, manifestándose en las zonas reflejas que los representan en pies, manos, oreja y cráneo. Una vez que se empiezan a trabajar sobre ellos, se estimula el órgano o el sistema alterado, equilibrando el funcionamiento de cada órgano y de cada sistema. Consiguiendo el correcto funcionamiento y el restablecimiento de cada uno de ellos.

La reflexología podal es la más utilizada, ya que ésta se puede realizar antes, durante y después del embarazo con los siguientes beneficios:

 

  • Antes del embarazo ayuda a regular las menstruaciones.

En el hombre activa la producción de espermatozoides y óvulos en la mujer. Es recomendable que no sea sólo la mujer reciba el tratamiento reflexológico o cualquier otro tipo de masaje, ya que el hombre también puede beneficiarse con las técnicas de relajación en caso de buscar quedar embarazados.

  • Durante la primera etapa del embarazo es recomendada esta técnica para facilitar la adaptación de la madre y su bebé, siendo ésta, una terapia poco invasiva.
  • Cuando el embarazo ya esta más avanzado, la reflexología podal es buena para reducir la ansiedad y el estrés, tratar el estreñimiento, problemas de presión sanguínea, dolores de espalda, acidez, insomnio, hemorroides, vómitos, mareos, dolor muscular, calambres y trastornos urinarios, siempre dejando la zona refleja de ovarios y matriz sin tratar, y la zona ubicada entre el hueso del tobillo y la planta del pie, pues esta área se relaciona con el útero y la vagina, y algunos expertos consideran que puede provocar un parto prematuro por lo que se considera una contraindicación durante el embarazo.
  • Estos masajes también ayudan a la mujer a prepararse para afrontar el parto, ya que permite la estimulación de las hormonas que participan en él, como son la oxitocina, la adrenalina y las endorfinas. La terapia reflexológica permite que las contracciones se desarrollen de la mejor manera posible.
  • Durante el puerperio los órganos vuelven a situarse en sus posiciones iniciales hasta lograr el equilibrio del cuerpo, durante este proceso la reflexología podal actúa recuperando la armonía de todos los sistemas aliviando las tensiones y los dolores propios de esta etapa.

Author Info

whooohq