Masajes reductivos

Masajes reductivos

Los masajes reductivos en realidad son modeladores de la figura, ya que redistribuyen las grasas localizadas en ciertas zonas del cuerpo, de esta manera a través de este tratamiento se logra obtener una silueta estilizada.

Los movimientos y técnicas del masaje reductivo ayudan a intensificar la circulación y el metabolismo local, pudiendo reabsorber pequeñas cantidades de grasa a través del sistema linfático, eliminándolas por medio de la orina.

Es un estilo de masaje que se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida y rítmica a la usual.

En este masaje se trabajan las zonas con mayor cantidad de grasa en el cuerpo, provocando hiperemia o calor, lo que ayuda a remover y a disolver el tejido adiposo de ciertas partes del cuerpo, redistribuyéndolas a otras zonas, además de ir eliminando las toxinas por medio de la linfa.

Hay que tener en cuenta que es muy importante realizar el tratamiento acompañado de una dieta equilibrada y de ejercicios para obtener reales resultados, también es necesario que sepas que este masaje reduce medidas, pero en ningún caso se baja de peso.

Un tratamiento de estos, con varias sesiones logra tonificar y reafirmar la piel y ayuda a la eliminación de la celulitis.

Es importante que tengas en cuenta que:

  • Las tallas pueden bajar en el momento y luego volver a aumentar. Por ello debes ser constante con la dieta y el ejercicio.
  • Si sueles retener liquido es bueno que te realices drenajes linfáticos usualmente y además te ayudará a combatir la celulitis (PEFE) del cuerpo.
  • Las cremas especiales para los masajes reductivos pueden causar alergias en algunas personas, debes comentarle al terapeuta tus alergias a cremas y productos.
  • Un masaje reductivo bien hecho no debe en ningún caso provocar moretones, si llegasen a aparecer, coméntale a tu terapeuta.

Los resultados  de los masajes reductivos son visibles al cabo de varias sesiones,  debes ser constante con los tratamientos, ya que estos se realizan de 2 o 3 veces por semana.

El masaje reductivo debe ser realizado siempre por profesionales especializados con gran conocimiento del cuerpo y del sistema linfático.

Se emplearán geles, cremas o aceites para facilitar el masaje combinando varias técnicas de masaje por medio de sus manos y se harán presiones que pueden resultar un poco molesta para los pacientes.

Durante el tratamiento y posterior a el se recomendará beber mucha agua para favorecer la eliminación de toxinas y la pérdida de líquido corporal. Asimismo, tendrá que evitar tomar baños calientes después de las sesiones.

En conjunto a los masajes se debe seguir una dieta equilibrada y sana sumado al ejercicio físico de manera habitual.

Contraindicaciones

El masaje reductivo no puede realizarse en casos de mujeres embarazadas o que estén amamantando, tensión arterial elevada, insuficiencia hepática, problemas reumatoides, cáncer, afecciones cutáneas (dermatitis…), personas con marcapasos.

Author Info

whooohq